MI historia

Todo sucedió durante una lúgubre noche de invierno. Los cuervos graznaban al amparo de la luna. Una hoguera chisporroteaba en la oscuridad. El fuego era alimentado con miles páginas, arrancadas por unos dedos largos y huesudos de los lomos de una pléyade de viejos libros.

El resto de mi historia ya la pueden imaginar. Una vida tortuosa, sumida en la más absoluta desesperación. Digna de ser enterrada bajo una monstruosa pirámide. Aunque una antigua leyenda asegura que un profeta la transcribió en un conjunto de pergaminos fabricados con pelusilla del ombligo.


Nunca había leído tantas tonterías juntas.

Pérez-Revierte